Malos hábitos de estudio que quizás estés practicando

A cualquier nivel educativo e incluso profesional, los malos hábitos de estudio se presentan cada vez que hay un proyecto importante o muy exigente en cuanto a resultados, pero, ¿esto por qué pasa?

La mayoría de las veces, al enfrentarnos por primera vez con un gran proyecto en el que tenemos que luchar por buenos resultados como estudiar para un examen, una exposición o incluso tratar de conseguir un título profesional, ya sea a nivel Licenciatura o en una Maestría en Administración en CDMX, tenemos que estar frente a frente ante nuestro nivel de concentración e incluso de ansiedad ante la incertidumbre de no saber lo que pasará y es ahí cuando los malos hábitos de estudio aparecen.

Tener el celular o la televisión encendida. 

Las distracciones pueden ocasionar dos cosas: Una, que relaciones el ruido con la productividad y que, al momento de estar frente a un gran silencio, te abrume y no puedas concentrarte en circunstancias diferentes. Dos, aunque consideres que tener el celular encendido en caso de que alguien te necesite o la televisión solo como ruido de fondo, la verdad es que siempre hay un pequeño detalle que nos captura, así que un vistazo puede convertirse en dos horas de nula concentración.

Postergar la actividad.

Normalmente, cuando tenemos una actividad muy compleja de realizar pensamos que nos tomará mucho más tiempo del que nos gustaría y lo vamos postergando para poder terminar pequeñas actividades y aprovechar el tiempo, pero esto solo genera que el tiempo total que podemos dedicar a una actividad difícil como estudiar para un examen o preparar una exposición se reduzca y el estrés se incremente por la hora de entrega final.

Hacer comentarios negativos sobre ti mismo.

Antes de estudiar, pon atención a la forma en que te refieres a ti mismo. ¿Sabías que inconscientemente solemos menospreciar nuestra capacidad? Frases como esto es demasiado complejo o nunca voy a terminarlo a tiempo; pueden afectar mucho más de lo que crees. Pon atención a lo que ronda por tu mente e intenta reorientarlo de forma positiva.

Dejar toda a última hora.

Uno de los peores hábitos de estudio que todos hemos hecho al menos una vez es el de dejar todo a última hora. Al contrario de estudiar de poco en poco y dividir una gran carga de trabajo durante varios días, nos atormentamos con dejarlo todo al último y no es la mejor estrategia debido a que una noche anterior tu estrés incrementa afectando tus niveles de concentración y organización. 

¿Te suenan alguno de estos malos hábitos de estudio? ¿Qué tan seguido los llevas a cabo? 

Recuerda que estudiar es una actividad que requiere atención y práctica constante, pero ¡descuida! Como toda experiencia compleja, debes comenzar a hacerte consciente de tus manías y hábitos para posteriormente, ir desarrollando contrarespuestas y estrategias que te puedan ayudar.

Sigue aprendiendo con UNILA

La Universidad Latina pone a tu disposición planes de estudio especializados y un ambiente enfocado en la formación de personas dignas y eficaces mediante una educación integral de calidad, conforme a un modelo pedagógico que promueve aprendizajes significativos en el desarrollo de competencias y actitudes para la vida.

Ya sea si estás por entrar al bachillerato, buscas una Licenciatura en Comunicación, una Maestría en Derecho en Morelos o un Doctorado de la CDMX en cualquier otra especialidad… ¡Descubre la oferta académica que UNILA tiene para ti!

Te aseguramos que el conocimiento que adquieras, te servirá para transformar tu manera de enfrentarte al futuro, así como descubrir que tu huella en el mundo importa. Vuélvete un profesional que destaque en cualquier área a la que te quieras dedicar. 

Además, si lo que estás buscando son algunos consejos importantes para apoyar tu educación, sigue leyendo nuestro blog para descubrir más tips que te ayudarán.

UNILA: ¡Te acompañamos en tu camino al éxito!